Hellboy (2019)

Hay cosas en esta vida que uno no entiende, pero las dos entregas de Hellboy hechas por Guillermo del Toro eran dos ejemplos de correcta adaptación sobre la obra de Mike Mignola en la que se basa. Aunque también puede ser que el responsable de La forma del agua tiene una cierta sensibilidad hacia las criaturas fantásticas que pueblan toda su filmografía que resulta muy dificil de igualar. La cuestión es que este innecesario reboot o remake de Hellboy resulta ser tan malo como las previsiones auguraban, de tal manera que no me extraña su merecido descalabro en la taquilla americana. De hecho este gran despropósito no creo que lo salvara ni ese exceso de violencia que se supone que le han quitado a esta versión que se estrena por estas tierras, ya que se nota mucho esos momentos en los que han metido tijeretazos, pero poco importa cuando en si todo el conjunto es defectuoso.

¿De verdad era ESTO necesario y no ese Hellboy 3 de Guillermo del Toro que continuara lo que dejó sugerido al final de la segunda cinta de este personaje? Como ya he dicho en multitud de veces con otros casos similares, una buena adaptación sería aquella que te provoca interesarte por el producto en el que esta basada, y desde luego dudo mucho que alguien descubra los comics de este personaje mediante este film, porque el hecho de tener elementos que pueden recordar a las viñetas, no implica que los mismos estén utilizados de una forma acertada. En manos de Guillermo del Toro había algo de dignidad, pero Neil Marshall lo sustituye por un tono molesto y cafre.

Leer más

Pokémon Detective Pikachu

Hasta el momento las películas basadas en videojuegos han logrado unos resultados a lo sumo correctos, pero estando aún a la espera de un título en el que coincidan público y crítica. Con la disparidad de las opiniones previas sobre el presente film decidí probar suerte, pese a que a mi la moda de los Pokémon nunca me enganchó, por lo que el único que conozco es el más popular de todos (y protagonista de esta cinta): Pikachu. Eso me ha permitido valorar esta película desde un punto de vista ajeno a este fenómeno, lo que en ocasiones me llevó a comprender a los espectadores que van a ver alguna cinta al cine (por ejemplo de las muy abundantes hoy en día de superhéroes) sin conocer referencias previas, y por lo tanto ajenos a los múltiples detalles que suele haber para contentar a los fans más acérrimos. El resultado final ha sido un producto amable, simpático y correcto aunque también algo frenético y excesivamente simplón (aunque habrá quien me argumente que es algo lógico siendo una película orientada hacia los chavales)

La (concisa) historia es bastante sencilla de resumir: el protagonista sería el joven Tim Goodman, un veinteañero que se pone a investigar sobre su desaparecido padre con la ayuda del que fue su compañero, un Pikachu con el que puede comunicarse y que tiene en su versión original la voz de Ryan Reynolds (popular en los últimos tiempos por encarnar al Deadpool de Marvel) Por el camino se cruzaran con todo tipo de Pokémon asi como una joven reportera y un empresario algo curioso interpretado (para sorpresa mia) por Bill Nighy.

Leer más

Vengadores Endgame

Si el año pasado Vengadores Infinity War se convirtió en una de las mejores películas de superhéroes de toda la historia, su muy notable colofón final podría ser sin duda esta Endgame, hasta el punto de que ambas forman un díptico que las convierten en las dos mejores cintas de superhéroes que he podido disfrutar en la gran pantalla. Porque esa sería otra: estamos ante un título que está hecho por y para ser visto en una pantalla de cine (al menos la primera de un muy indeterminado número de veces que variará según cada espectador) Asimismo sería un film del que se ha hecho una acertada campaña de marketing, tan solo adelantando lo mínimo de lo mínimo, por lo cual tenía muy claro cuando entré a la sala que iba abierto a todo tipo de opciones, y tengo que afirmar que las cosas no fueron tan previsibles como esperaba yo, pese a que me quedo con un guiño que creo que «justifica» el resto.

Leer más

La Llorona

Las cintas de terror de las últimas décadas se ha caracterizado por explotar determinado tipo de franquicias con sucesivas secuelas que iban deslegitimizando las virtudes de los títulos inaugurales. Eso desprestigió a un género que nos ha aportado una multitud de pesadillas y angustias, hasta que llegó Expediente Warren, cuyo éxito propició una secuela que seguramente no será la última. Lo realmente sorprendente es que no hayan abusado (por lo menos de momento) de esta saga con muchas secuelas, sino que les ha dado por los spin-offs, ya que tras los de Annabelle y La Monja (con sus respectivas secuelas, en el segundo caso aún en proyecto), ahora nos llega el de La llorona, que dentro de esta franquicia donde se incluye sería ya su sexta entrega, pero que se puede ver sin ningún problema aunque no se hayan visto ninguna de las otras películas.

Leer más

¡Shazam!

Pese a que en su origen este superhéroe conocido como Shazam era en verdad el Capitán Marvel, digamos que tras varios giros del destino, y pese a que este personaje nació en 1940 (por lo cual entraría dentro de la categoria de clásico cual si fuera Superman o Batman, que también vieron la luz por aquellos años), como fue Marvel la que registró dicho nombre, al final DC tuvo que ceder. No pasa tampoco nada, porque son personajes en esencia diferentes, a lo que añadir que este sería incluso bastante similar a Superman solo que los poderes de este provienen de la magía, al haber «heredado»  la sabiduría de Salomón, la fortaleza de Hércules, la resistencia de Atlas, el poder de Zeus, el valor de Aquiles y la velocidad de Mercurio. Si se cogen las letras iniciales de todos los nombres que acabo de citar, se forma la de este superhéroe, que sería sin duda de esos a los que conozco menos al haber leido muy poca cosa de él (más allá de los datos básicos)

Leer más

Asher

Una de las mejores cintas que pude disfrutar en los noventa fue Leon: El profesional de Luc Besson, con unos notables Jean Reno y Natalie Portman. Sería ese mencionado título lo primero que se le viene a la cabeza a uno al encontrarnos con el Asher de aqui, un personaje que parece estar diseñado por un esquema muy parecido a como lo estaba allí el del protagonista. Pero a diferencia de aquel título, que si logró marcar época a algunos cinéfilos, no se puede decir lo mismo de esta cinta, si bien hay que reconocer que tampoco sería una de esas que ya huelen a bodrio desde el principio, sustentándose toda su estructura en los hombros de su protagonista, un carismático Ron Perlman que realiza aqui un correcto trabajo.

Leer más