Alicia a través del espejo

Los de la Disney no son tontos (¡ojo, que en un caso así yo tampoco lo sería!) y como la actual moda de versionar en acción real sus clásicos animados está dando buenos beneficios, decidieron hacer secuela del que (podriamos decir) abrió la veda en 2010: Alicia en el Pais de las Maravillas de Tim Burton (que de momento es el único de toda esta moda que ha superado los 1000 millones de dólares de recaudación en la taquilla mundial) Es curioso que pese al gran éxito de taquilla de la predecesora (aunque fue más bien vapuleada por la crítica) se hayan tardado seis años en desarrollar esta secuela, donde Burton se queda como productor dejando el trabajo de director en las manos de James Bobin.

 

¿Alguien se recuerda de Batman forever? Fue el primero de la saga del Caballero Oscuro de DC que ya no dirigió Burton, responsable de las entregas de 1989 y 1992 (en el citado film tan solo ejerció tareas de productor, dejando la realización en manos de Joel Schumacher) El resultado final fueron retazos del estilo que había imprimido Burton en las dos primeras películas pero con un cierto exceso que llegó a sus más altas cotas con la posterior (y peor) Batman y Robin. Pues en el caso que nos ocupa digamos que ocurre algo parecido: sigue estando presente el estilo visual que le dió Tim Burton al primer film pero en este caso se opta por una historia en la que James Bobin (a quien le han cedido el testigo como responsable tras las cámaras) se limita a una labor totalmente impersonal y que para el caso podría estar firmada por cualquiera, demostrando que se ha plegado sin problemas a las órdenes recibidas de la Disney, que quería una secuela de tan lucrativo título, aunque no tuviese más que una relación colateral con el título precedente.
Read More

El libro de la selva (2016)

En los vagos recuerdos de mi infancia tengo en un lugar de mi corazón la película El libro de la selva de Disney (la versión animada, como es lógico) que fue el primer film que me llevaron a ver a una sala de cine, en un reestreno allá por principios de los 80 (la siguiente fue el ET de Spielberg) Dicen que la nostalgia puede engañar: hace mucho tiempo que la ví por última vez y puede que ahora mi valoración no sea ya la misma, pero aún así me decanté por esta nueva versión con reservas, ya que en el fondo tan solo se trata de una jugada comercial de Disney para ganar dinero, ahora que la versión a imagen real de sus clásicos animados han visto que les resulta monetariamente provechosa.

Aunque nadie niega que la jugada final será lo rentable que resulte en taquilla, es justo admitir que estamos ante una nueva adaptación de un clásico que sorprende por ofrecer al espectador un mundo artificial tan detallado y fascinante como el de Avatar, siendo muestra de ello unos animales que (si no fuera porque hablan) sería complicado poder distinguir si son o no son reales (mientras la estaba viendo me recordé de los efectos visuales de Babe el cerdito valiente, premiados con un Oscar en 1995. Pues bien, los del presente film, similares en origen ya se situan en un nivel TREMENDAMENTE SUPERIOR)

La historia es la ya conocida por todos, la supervivencia en la selva del pequeño chiquillo humano Mowgli, que ha sido criado por una manada de lobos, y que tiene su origen en el clásico literario del mismo título obra de Rudyard Kipling. Como es lógico, esta nueva adaptación toma como referencia la versión animada de Disney pero reduce el tono de comedia para ofrecer más aventura (aunque en su banda sonora recupera dos de los temas más famosos y pegadizos del film de 1967: los de Baloo y el Rey Louie) Cabe indicar que el segundo de los citados ya no es el orangutan de la versión animada, sino un inmenso Gigantopithecus, un simio de proporciones colosales que ya está extinguido, pero que se supone que vivió en el sudeste asiático (donde estaría situado este relato) hasta hace un millón de años, llegando a convivir con el Homo Erectus.

Read More

Zootrópolis (Zootropia)

Cuando uno habla de Disney se suele pensar en sus múltiples relatos de princesas, o sino en lo que nos ofrecen desde Pixar, pero no todo es más de lo mismo y hay también espacio para todo tipo de ideas en ese sello, como viene a demostrar esta notable Zootrópolis. El punto del que parte es muy sencillo: lo mismo que se ha ha imaginado un mundo solo de robots (o con bichos, o con coches, o con juguetes,… ante todo variedad) este film nos muestra un mundo de animales, lo cual tampoco es que fuera una especial novedad, si no fuera por la evolución de los mismos.

Casi desde sus inicios la animación en cine se ha nutrido de fábulas con animales antropomórficos que adoptaban actitudes humanas, pero dichos relatos siempre solian tener una ambientación retro, algo que no sucede aqui, ya que estamos ante una historia contemporanea, lo cual se hace evidente en (por ejemplo) el uso de dispositivos móviles, fiel reflejo de la vida misma. Pero el eje por el que se mueve su punto de partida es que Zootrópolis (con diferentes hábitats como la lujosa Sahara Square y la gélida Tundratown) es la capital de un mundo en el que todos los animales viven en paz y armonia, sean depredadores o presas, de tal manera que todos pueden llegar a ser lo que quieran… aunque ya veremos que con matices.

Read More

El viaje de Arlo (The good dinosaur)

Con este título Pixar completa los dos estrenos que tenía para este 2015 (el anterior fue Del Revés (Inside Out) hace unos meses) tras la sequia que hubo el pasado 2014, y antes de meterse en un planning en el que lo nuevo se quedará un poco de lado frente al (relativo) exito seguro que suelen ser las secuelas (aparte de Buscando a Dory, para continuar el éxito de Buscando a Nemo, trabajan también en Toy Story 4, Cars 3 y Los Increibles 2)

Read More